Salud, divino tesoro. ¿O era la amistad? Bueno, es igual. Sea como sea, la salud (y la higiene) es lo primero.